EMPRESA-CANDIDAT0:SI QUIERES VER LAS OFERTAS DE TRABAJO, ENTRA EN SELECCIÓN (tarjeta azul) Y CLICA EN OFERTAS. PUEDES ENVIARNOS TU CV. GRACIAS. -


Estan en Inicio, Recruitment, Opinión ByG




Crisis de valores ... valores en crisis.

Una reflexión en voz alta.........

¿Porqué es bueno trabajar en una pyme?
Vacaciones y trabajo
La dirección del talento en la plantilla del FC Barcelona: un modelo para las empresas
El ocaso de los directores de RRHH?
Productividad: más allá del tópico
Crisis, empresa y recursos humanos
 Opinión ByG
Una reflexión en voz alta.........
25-08-10

El conductor guía a sus pasajeros, conduce su vehículo sobre un suelo resbaladizo, más: sobre hielo, no domina completamente la situación, hay agentes externos que no se lo permiten, además se intuyen más problemas por el temporal que se está viviendo y que, parece ser, va para largo. Todo se complica, como siempre las dificultades no vienen nunca solas. El conductor reflexiona…”dicen los expertos de países de clima extremadamente frío, que no te puedes detener al lado de la carretera cuando te encuentras en estas circunstancias, porque puedes perder la vida “congelado-petrificado”, hay que seguir…….
El conductor sigue siempre hacia delante, como puede, se esfuerza, pone todo su saber para salvar la situación, pero, finalmente, decide hablar con los pasajeros y explicarles la dura realidad. Los pasajeros aunque ya lo veían, intuían y lo sentían en su piel, disimulaban, cerraban los ojos a la evidencia, no querían saberlo y hacían ver que no estaba pasando nada. Cuando llega el momento de hacer frente a la cruda realidad, se niegan a aceptarlo, se frustran, se decepcionan, les entra el miedo y la inseguridad, no controlan emociones y surge la SUPERVIVENCIA, el INDIVIDUALISMO, el EGOÍSMO: “sálvese quien pueda”. Supervivencia mal canalizada, puesto que todos sabemos, porque lo hemos “leído-estudiado-escuchado” miles de veces, que siempre se consiguen mejores resultados “pensando” en EQUIPO.
Después de duras horas de incertidumbre, por fin, alguien dice: ¿Que pasa con las cadenas?, ¿alguien ha pensado en las cadenas?, si las colocamos en las ruedas podremos avanzar más despacito, pero avanzaremos, por lo menos iremos más seguros: ADAPTACION. ¿Qué pasa con el calor humano?, si nos juntamos los unos con los otros el calor nos hará resistir mejor el frío externo, entenderemos mejor el miedo y la inseguridad del prójimo, porque lo viviremos acompañados: UNIÓN. Estamos en el mismo coche, vamos en la misma dirección y nos tenemos los unos a los otros y dirigidos a un mismo objetivo: DETERMINACIÓN. Cinco personas pensantes, piensan mejor que una sola: COLABORACION.
No todo tiene que recaer en uno sólo, en el conductor que, ya de por si, bastante responsabilidad lleva sobre sus espaldas. Se ha encontrado ante un futuro incierto, totalmente imprevisible, el “hombre del tiempo” ni mucho menos había alertado sobre este “super-hiper-mega” temporal, que priva de marcar previsiones y mínimamente objetivos a corto plazo. Ha de ser una labor conjunta, comprender, o por lo menos hacer el gesto de entender, que cuando hay situaciones extraordinarias que hace que todo se complique, todo se escapa, se pierde el control, está fuera del alcance de uno, de lo previsto, de lo conocido, hay agentes externos que no ayudan, al contrario, complican y lo dificultan todo: COMPRENSIÓN. Aunque cueste, pero es así. Se han de unir esfuerzos, juntar partes para hacer un todo: COOPERACIÓN y sobre todo aceptar que si ha de haber un tiempo de SACRIFICIO (palabra que pronto se eliminará de la enciclopedia, por su poco uso), entonces habrá que hacer sacrificios!: FLEXIBILIDAD. No todo el monte es orégano.
Estas actitudes asumidas individual y colectivamente, aunque no lo parezca, nos hacen más fuertes y nos unen más como personas. Nos hacen rebuscar en nuestro interior aquellos valores de antaño, que todos tenemos, pero que no sabemos que los tenemos, porque no ha habido ningún momento necesario como el de ahora para tener que encontrarlos. Ha habido un periodo de tiempo muy largo de bonanza y siempre ha habido protección externa, por una parte la protección de la familia y por el otro el “papá” estado-gobierno, que ha protegido demasiado, incluso sin darnos cuenta de que ha sido así. Se ha considerado normal tener esta protección y sobre todo con “derecho” a reclamarla ante el mínimo peligro de perder alguna prerrogativa. Todo esto no presagiaba que serviría para hacer más débil a la persona: RESPONSABILIDAD, con el consiguiente peligro de, en algunos casos, llegar a convertirse en déspotas, en pequeños dictadores del derecho sin responsabilidad.
Es curioso! Hace unas décadas se criticaba ferozmente el liderazgo patriarcal y parece que, actualmente, en casa con los padres, en la empresa con sus directivos y a nivel de estado, que ha sido nuestro inductor y protector hasta ahora; en cuanto este liderazgo puede verse amenazado, en cuanto el liderazgo “salvador” no aparece por ninguna parte, en cuanto nuestro conductor ha dejado de TOMAR DECISIONES, RESPONSABILIZARSE, y SACRIFICARSE la persona y, especialmente, algunos colectivos lo reivindican, justificándolo con los famosos derechos individuales y beneficios sociales…………que cosas tiene la vida!!!! Y yo me pregunto, ¿qué pasa con las obligaciones, la co-responsabilidad, la unión, la cooperación, el sacrificio conjunto, la flexibilidad, la adaptación, la supervivencia del TODO?, acaso la balanza que se está desequilibrando totalmente hacia un lado, ¿no tiene que tener un contrapeso? ¿Qué opinas tú?

Escrito por Montse Biarnés